sábado, 7 de julio de 2012

Para siempre



Cada día lucho para poder darte todo aquello que te quitaron,
cada día, cada segundo, solo pienso en devolverte todo lo que has dado,
en recuperar el desprecio que has sufrido en manos del odio,
en vengarme del tiempo que se te escapó y del daño que nunca mereciste,
vengarme de ese tiempo que todavía nos escuece,
levantarme de la cama hasta el día mas triste,
pensar que nunca será tanto como todo lo que viste,
engancharte de mi mano y sacarte de esta fosa sería mi gran sueño,
llevarte a un sitio donde siempre estes a salvo de nuestra torpeza,
donde puedas seguir siendo pequeño,
donde nada nos importa y donde se vive sin destreza,
recuperar tu pureza,
olerte para nunca perderme y no olvidar que en tus ojos siempre nazco.

Bañarte en el agua  y limpiarte de miedo,
crecer dentro de ti para ser grande,
seguir por el camino que se fue por otros mundos,
no perderte nunca más, no morirme en tus silencios,
convertir en eterna tu sonrisa que siempre se me escapa,
conservarla para siempre, para los dos.



Seis sentidos

Si con una palabra te dijera lo que siento ya estaría mintiendo,
porque hay miles de palabras que no explican un sentimiento,
ni siquiera un pensamiento,
sólo evoco lo que veo y sólo eso espero,
poder transmitir un desaliento o un te quiero,
olvidarme del rumor de otras lenguas que no escuchan,
no perderme nunca el ver como mi bello se despunta y  hasta electrocuta a distancia,
no padecer esa ignorancia que nos tapa los ojos para que no veamos nada,
perdernos una mirada,
oler un miedo,
escuchar un corazón que nunca habló, 
acariciar un recuerdo áspero,
sentir en la saliva como arde una pasión,
no quiero perdermelo ni liarme con palabras que nunca llevan a nada,
estamos hartos de caernos en las estrecheces del lenguaje,
divisamos otro paraje,
y no te lo vamos a contar